Dem Untergang: - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Dem Untergang:

4° Lustro Rev. Foro
Dem Untergang:
El Hundimiento.
 
Por: Mirele y Alfredo Bistre
 
Esta cinta, la primera que tenemos la oportunidad de ver, de manufactura alemana, abordando a Hitler, es quizá un intento por reivindicar su culpa histórica, ante el aniversario de los 60 años de terminada la Segunda Guerra Mundial.
Curiosamente, comentando con amigos, por primera ocasión no sufrimos al ver las escenas de cuerpos mutilados, o de niños de juventudes hitlerianas muertos en combate.
Parecería que el papel estelar que casi siempre hemos jugado los judíos en este tipo de cintas, se diluyó a sólo dos menciones, la primera en la que Hitler se vanagloriaba de la eliminación de los judíos de Europa y la última, la espectacular, en su testamento político.
"Sobre todo, instó a los dirigentes de la nación y a los que están a sus órdenes a cumplir escrupulosamente las leyes raciales y a la resistencia despiadada al envenenador universal de todos los pueblos, el judaísmo internacional" (1)
Es sintomático pensar que Hitler con un Parkinson muy avanzado, con recurrentes estallidos de furia y con momentos en los que se denotaba abstraído de la realidad, pensara, en lo que siempre fue su gran leiv motiv, el genocidio judío.
A pesar de que la derrota para Alemania ya se veía venir, tiempo atrás, gran parte de la energía, la sigue concentrando en trasladar a la mayor cantidad de judíos a la cámara de gas.
La cinta probablemente quiso dar a entender que el hundimiento de Hitler y por lo tanto su suicidio, liberaron a Alemania del nazismo, es decir, del mal; dejando una sensación de poco compromiso del pueblo germano en asumir su responsabilidad histórica.
Al final de la cinta se muestra una pequeña semblanza de algunos personajes del aparato nazi, que aparecen en el relato de la película, curiosamente casi ninguno es sentenciado a muerte, por crímenes a la humanidad.
Heinrich Himler: una de las figuras más poderosas, Ministro del interior del Reich e impulsor del exterminio judío, se envenenó al ser detenido en mayo de 1945, antes de ser llevado a juicio.
Hermann Göering: Sucesor señalado por Hitler, condenado por los Juicios de Nürenberg a la horca, se suicidó 2 horas antes de la ejecución.
Wilhelm Mohnke: fue comandante de la defensa de la cancillería, fue SS brigarführer. Fue capturado por los soviéticos, estando en prisión hasta 1955.
Trabajó como distribuidor de autos en Alemania, y fue llevado a juicio en 1988 acusado por la muerte de 80 prisioneros durante su campaña militar por Francia, sin suficientes pruebas quedó libre y 4 años después se le acusó de la muerte de 35 británicos mientras él estuvo al frente de las Juventudes Hitlerianas. Se le exoneró y fue declarado inocente. Vive hasta el día de hoy en Alemania.
Helmuth Weidling: Fue el encargado de entregar Berlín a los soviéticos, fue encarcelado como prisionero de guerra soviético y murió en prisión en 1955.
Albert Speer: Fue ministro de armamento v producción bélica del tercer Reich.
Él hizo diseños para Berlín y Nürenberg, donde por petición de Hitler, amante de las artes, se debía reflejar el poderío nazi en la arquitectura.
Fue juzgado en Nürenberg y fue el único de los nazis en aceptar su culpa, tras 20 años de prisión fue liberado en 1966.
Simón Wiesenthal escribió The Sunflower. On the possibilities and limits of Forgiveness en 1969 (ha habido diversas ediciones renovadas), aquí él expone un caso que a él le tocó vivir personalmente durante la guerra, un soldado alemán moribundo le pide perdón a él para poder morir en paz (no damos más detalles para que si no lo han leído, lo hagan, en español está como Los Límites del Perdón).
Este caso fue entregado a varios intelectuales, donde Wiesenthal, les pide su opinión al respecto, si el soldado merecía perdón o no.
Simón también incluyó a Albert Speer dentro del proyecto, Speer dijo lo siguiente: "Después de veinte años de cárcel en Spandau, nunca podré perdonarme por apoyar de manera imprudente y poco escrupulosa a un régimen que llevó a cabo el asesinato sistemático de judíos y otros pueblos escribiste una dedicatoria en mi copia de tu libro manifestando que yo no traté de negar aquellos dramáticos sucesos, sino que había reconocido mi responsabilidad en su auténtica dimensión.
Mi conciencia me llevó a ti... Tú me prestaste mucha ayuda.... Todo ser humano tiene que soportar una carga. Nadie puede cedérsela a otro. Pero, para mí, desde ese día se me ha hecho mucho más ligera. La gracia de Dios me ha tocado a través de ti". (2)
Murió en 1981.
Traudl Junge (originalmente llamada Gertrude Humps): Perteneció a la Liga Alemana de Jóvenes, fungió como secretaria de Hitler de 1942 a 1945, se casó con Hans Hermann Junge miembro de la SS, quien murió en combate en 1944.
Fue tomada prisionera por los soviéticos y después regresó a Alemania y trabajó como secretaria y editora.
Al final de su vida se animó a escribir un libro, Hasta la última hora: La última secretaria de Hitler, documento que junto con el libro de Joachim Fest El hundimiento, inspiraron la historia que se relata en la película.
Entendió que su testimonio era importante, también se hizo un documental de ella Punto Ciego, que se presentó horas antes de que falleciera. Admitió que fue fascinada por la personalidad de Hitler, de quien dijo que era agradable y paternal, no recordaba que Hitler hiciera gran mención de los judíos (muchos historiadores lo atribuyen a una amnesia autoimpuesta), comentó que fue después de la guerra que supo sobre los asesinatos.
En su libro escribió: "Debemos oír la voz de la conciencia. Debemos de admitir que estamos en este mundo para aprender de nuestros errores".
Se sabe que una de sus últimas frases fue: "Ahora que he dejado que mi historia salga, ya puedo dejar que salga mi vida”. Murió de cáncer en 2002 en Alemania. (3)
Definitivamente es una cinta con muy buenas actuaciones, y con una perspectiva distinta a la que estamos acostumbrados, en la que se muestra una Segunda Guerra Mundial sin Shoá.
En una entrevista que Día Siete, primer medio mexicano que interrogó a Joachim Fest, cuando se le preguntó que: ¿No cree que el tema del holocausto judío se ha sobrepuesto, que las otras víctimas han sido relegadas a segundo plano? “contestó: "También eso es cierto. Creo que los judíos han tomado el tema para ellos y han dicho que representan a todas las víctimas, pero eso no es verdad, aunque ciertamente el exterminio judío fue la terrible obsesión de Hitler. Sin embargo hay víctimas a las que casi nadie menciona: rusos, polacos, minusválidos, homosexuales y todos aquellos considerados fuera de la "raza aria" a la que el régimen aspiraba" (4)
Muchas críticas han ido sobre la sobreexplotación que se ha hecho del holocausto judío, pensamos que si en el momento el mundo ignoró lo que estaba pasando, ahora todos lo tienen que conocer y aprender que es lo que sucedió a causa del odio y el rechazo a la diferencia.
Además aunque sin precedentes, fuimos nuevamente el chivo expiatorio para calmar la depresión alemana ante la derrota de la Primera Guerra.
Pocos pueblos han luchado tanto contra la intolerancia y a favor del respeto mutuo.
Fest mencionó también que se le ha criticado por mostrar a un Hitler humano, a lo que contestó ¡Claro que lo era! (5)
Creo que con este mensaje nos podemos quedar, D-os nos dio el camino del bien y del mal, nos ordenó elegir el camino del bien.
 
(1)   BURLEIGH, Michel. El Tercer Reich. P. 834.  CRÓNICA DEL HOLOCAUSTO P. 611.
(2)          WIESENTHAL, Simón. Los Límites del Perdón p.p. 173-174
(3)          La información de las biografías es de Internet.
(4)          ÁVILA-ZESATTI, Cristina "El día que Hitler lloró" en Día Siete no. 262 p.53.
Joachim Fest al terminar la guerra tenía 19 años, fue capturado por los americanos bajo la consigna de que todos los alemanes eran culpables. Hoy en día se le considera uno de los más expertos alemanes sobre el tema de la psicología del nazismo.
(5)          Ibid p.5l
Regreso al contenido | Regreso al menu principal