El silencio de los inocentes - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El silencio de los inocentes

Colección y Consulta
El silencio de los inocentes
 
Por: Bill Landau
 
¿Quién no recuerda a Hanibal Lester el médico asesino que inmortalizó Anthony Hopkins en la película cuyo título lleva el presente artículo?
 
Hanibal Lester era un ser extremadamente inteligente, seductor y manipulador con poco cariño hacia sus semejantes y que además conjuraba imágenes de asesinatos y canibalismo. Hanibal Lester era lo que en psiquiatría se conoce como un psicópata.
Los psicópatas son predadores sociales que encantan, manipulan y engañan dejando en su estela corazones rotos, expectativas destruidas y carteras vacías.
El presente artículo es escrito para que el lector aumente su sensibilidad hacia estos seres también llamados sociópatas. Escribo también, ya que los que nos dedicamos a la práctica psiquiátrica o psicológica poco vemos en nuestros consultorios a estas personas pues normalmente no llegan a la consulta y sin embargo nos podemos topar con ellos en toda la gama de actividades sociales y comunitarias.
La siguiente es una lista de conductas que permiten entender el perfil, sentimientos y las relaciones de los psicópatas tanto en su variante masculina como en la femenina:
1.- Superficiales y parlanchines: Hablan mucho. Parecería que supieran de una gran variedad de temas pero la audición más cercana sólo demuestra una capa muy leve de cultura, afinada sólo a los temas que los interlocutores de los psicópatas quieren oír.

2.- Egocéntricos: Tanto sus conversaciones como sus relaciones interpersonales son vistas experimentadas desde su propia imagen. Para ellos no existen los otros y sus necesidades.

3.- Falta total de remordimiento y culpa: Los psicópatas muestran una total falta de preocupación por los efectos devastadores de su conducta. Ellos mismos reconocen su falta total de sentimientos de culpabilidad. Normalmente para ellos sus víctimas son las causantes de su sufrimiento. Los psicópatas "hablan" de remordimientos o de culpa cuando las circunstancias así lo requieren. Cuando están en la cárcel, para librarse de algún castigo, cuando son sorprendidos en actos deshonestos. El psicópata realmente no tiene remordimientos solo '"aprende" a tenerlos según la situación.

4.- Falta total de empatía: No pueden ponerse en el lugar, ni sentir nada por nadie. En ciertos aspectos son como androides fricciónales sin sentimientos hacia sus semejantes.
Los psicópatas ven a otras personas como objetos que han de ser usados para satisfacción propia. Sus blancos favoritos son los débiles y vulnerables como las mujeres y los niños o instituciones sociales cuyas relaciones se basan en la confianza.
5.- Engañosos y manipuladores: Mienten, engañan y manipulan como rasgos naturales de su conducta. Les es imposible imaginar que puedan ser descubiertos o sorprendidos en sus actos.

6.- Emociones superficiales: Las emociones que experimentan son muy superficiales. No pueden sentir dolor psicológico ni alegría profunda. Ellos "se imaginan" amor, odio u otros sentimientos.

7.- Impulsividad: Los psicópatas no pierden el tiempo sopesando el resultado de sus conductas o sus consecuencias, ''lo hice porque quise" es una respuesta normal. De tal forma que miembros de la familia, amigos, patrones y colaboradores siempre se preguntan: ¿Qué pasó?, cuando los psicópatas abandonan los trabajos y hogares, desfalcan a las instituciones para las que trabajan, rompen corazones, destruyen hogares, matan , roban o asesinan de la manera más inesperada.

8.- Constante necesidad de estimulación: Viven la vida para excitarse, de ahí que romper las reglas o las leyes son parte de su manera de ser. Usan drogas y estimulantes con el mismo propósito. No toleran la rutina ni la inactividad.

9.- Falta de responsabilidad: Los psicópatas no pueden mantener ni obligaciones ni compromisos. Nunca o casi nunca cumplen sus promesas. No tienen principios, ni lealtades ni obligaciones morales. Normalmente los psicópatas salen de sus embrollos diciendo ''he aprendido mi lección", "tienes mi palabra que no pasará de nuevo", "créeme", "confía en mí". Manipulan de tal forma a las personas que muchos están dispuestos a creerles o a perdonarlos.

10.- Problemas de conducta tempranos: Desde muy temprana edad se manifiestan como mentirosos, tramposos, crueles hacia sus hermanos y otros niños, ladrones, piromaniacos, problemas de conducta en las aulas, drogadicción, vandalismo, crueldad hacia los animales, violencia y en muchas ocasiones precocidad sexual.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal