Georges Cojuc, - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Georges Cojuc,

Colección y Consulta
Georges Cojuc,
mi amigo héroe.
 
Por: Virgilio Covarrubias 
 

Durante el tiempo que he recorrido los diferentes destinos de mi vida como el motociclismo acrobático y de velocidad; la ayuda a las personas en desgracia mediante instituciones como la Cruz Roja Mexicana y otros más: el Creador tenía que reunirnos de alguna forma pues la similitud de ambientes frecuentados por ambas partes nos tenía que hacer coincidir y además lograr una hermosa amistad de muchos años de la cual me enorgullezco y regocijo.

En esta ocasión deseo hacer del conocimiento de ustedes algunos pasajes de la vida de tan célebre personaje considerado por mucha gente como un héroe internacional. Persona de gran inteligencia y talento. Me refiero a Don Georges Cojuc Kuzenco, o como le decimos en Cruz Roja: El Comandante General Cojuc.

Él nació en París, Francia, un 20 de enero de 1928, hijo de padres refugiados de la revolución rusa de 1917. Participó en actividades de resistencia desde la infancia y con la Cruz Roja Francesa. Abandonó Francia a los 13 años con sus padres debido a la persecución de judíos y llegó a México a inscribirse a la lista del Movimiento de la Francia Libre, siendo un gobierno paralelo que encabezaba el General Charles De Gaulle sintiéndose más útil a su patria natal contra los colaboracionistas franceses serviles a otros intereses.

Se inscribió en el Liceo Franco Mexicano, participó en el grupo III de Scouts en 1941 y a la fecha, después de 70 años de serlo ha obtenido los grados y condecoraciones más elevadas dentro de la Asociación de Scouts de México y a la Asociación Mexicana de Antiguos Scouts.

Dentro de la Cruz Roja Mexicana ha participado activamente durante más de 70 años y tiene en su poder entre otras: la Gran Cruz de la Legión de Honor y el grado más alto dentro de la institución como lo es el de Comandante General. Sin embargo ahora con la desmilitarización de la misma institución su grado ha cambiado al no menos honroso de Decano Mayor. Sus aportaciones dentro del Comité Nacional para casos de Desastre dando entrenamientos de sobrevivencia en condiciones precarias: participando en un sinnúmero de desastres como terremotos internacionales, deslaves, inundaciones, accidentes aéreos, explosiones, etc.; domina e imparte cursos sobre Historia de la Cruz Roja y los Convenios de Ginebra.

Ha sido jefe de la Sección Motorizada del D. F; En la actualidad funge acertadamente como Coordinador Nacional de Veteranos dirigiendo y apoyando las labores de los veteranos de toda la República Mexicana y visita incansablemente a cada estado para supervisar dichas acciones. Se de buena fuente que valiente e inteligentemente ha llegado a bajar de su avión a un presidente mexicano para ir a Nicaragua a dirigir las atenciones prehospitalarias de las víctimas de un serio terremoto.

Pertenece de manera altruista a la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México dando cursos y asesorías a sus socios; a la Sociedad Mexicana de Protección Civil y al Capítulo de México de la Unión de Franceses del Extranjero no sin recabar sus numerosos e incontables reconocimientos.

En materia social tuvo el privilegio de contraer nupcias con su adolescente novia Ariel Wolfowitz pero hasta los 21 años. Tuvieron tres hijos: Juan Ricardo, Sergio (Z’L) y Fabricio. El dolor de haber perdido a su hijo a los 44 años lo ha motivado a continuar con más ahínco ayudando a sus congéneres dentro de la Cruz Roja Mexicana. Ha enfrentado valientemente a dos eventos cancerígenos saliendo avante de ellos y apoyando a su señora esposa con sus no menos peligrosas enfermedades, su matrimonio es ejemplo de ayuda mutua, constante y profunda eterna amistad.

Durante 40 años trabajó en el ramo del motociclismo llegando a obtener el título de Mr. Moto dicho por quienes lo conocen y han seguido su trayectoria. Don Jorge sigue incansable haciendo visitas, reuniones de trabajo así como sociales, cada vez que le es posible en compañía de doña Ariel su simpatiquísima esposa. Su modesto hogar es sinónimo de su trayectoria honrada y recta así como desinteresada a la fortuna pero con el placer de haber formado a sus tres hijos orgullosos de sus padres y patriotas mexicanos. Por todo lo antes mencionado: es un verdadero honor contar con su amistad y deseándole hasta 120 en salud y felicidad con quienes ama.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal