La tercera mujer - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La tercera mujer

Colección y Consulta
La tercera mujer
 
Por: Bill Landau
 
La más importante responsabilidad de un periodista es el de hacer pensar a los lectores. Somos, o deberíamos, ser didactas; o sea, maestros del público que nos lee. Creando de esa manera una opinión pública educada y no manipulada.
 
De ahí que por hoy me abstengo de escribir sobre el Medio Oriente, pues en estos momentos desconozco los hechos desde una óptica interior, dejando de esa manera que el público norme su criterio a través de los boletines de prensa de la Embajada de Israel o información de periódicos israelíes en Internet. Pienso que cuando escriba sobre Israel y el Medio Oriente, me aseguraré de consultar a Yonatan, mi hijo, quien vive allá y su óptica es más verídica o por lo menos más apegada a los hechos.
La presente colaboración se centra en la mujer, su cuerpo y su sexualidad. “La tercera mujer” es el título del libro escrito por el filósofo francés Pilles Lipovetsk, de la editorial Anagrama -1999. El autor apunta que el último medio siglo ha introducido más cambios en la condición femenina, que todos los milenios anteriores: liberadas de la servidumbre inmemorial que suponía la procreación, entregadas al libre ejercicio de una actividad profesional, así como de su libertad sexual, hoy las mujeres abren brecha en las ciudadelas masculinas.
Junto con la lectura del libro, aparecen dos noticias de España, donde a partir del 11-M el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó en las elecciones generales. En el diario español "El País", en su edición del 26 de marzo, publica que el PSOE permitirá el aborto libre en las 12 primeras semanas de embarazo. El mismo periódico, el 28 de marzo editorializa:
"Los socialistas van a hacer honor a su compromiso de que la primera iniciativa legislativa del nuevo Gobierno, sea la remisión al Parlamento de un proyecto de ley integral contra la violencia de género". Por lo señalado los socialistas van a tratar de modificar las últimas causas de un modelo de sociedad, que sigue situando a la mujer en posiciones de sumisión del hombre.
Este artículo pretende ilustrar "a ojo de pájaro" las diferentes posiciones que sobre el aborto tienen: la legislación mexicana, la Constitución de USA y la normatividad judía, ya que en el centro mismo de las deliberaciones del Gobierno socialista, está la reforma a la legislación sobre el aborto, para permitir que las mujeres puedan abortar en las primeras 12 ó 14 semanas de embarazo sin tener que aducir motivo alguno.
La secretaria de Igualdad del PSOE, Micaela Navarro, precisó que la reforma irá acompañada de una ley de salud sexual y reproductiva que propiciará campañas de información, para evitar que el aborto "sea un método de planificación, familiar".
Los socialistas españoles rompen la "barrera de la hipocresía" cuando actualmente y por la ley ibérica, las mujeres sólo pueden obtener el aborto oficialmente cuando:
a) El embarazo pone en peligro la salud física o mental de la madre.
b) Malformación del feto.
c) Violación.
El PSOE centra los intereses de las mujeres sobre intereses partidistas o de género, aceptando tácitamente la autorregulación de la propia mujer sobre su cuerpo y su vida sexual, dada las altas cifras de interrupción del embarazo que se tienen, oficialmente en España y supongo en el mundo entero. De esta manera, el próximo Gobierno español se hace eco de '"La Tercera mujer" de Lipowetzky.
A continuación las diferentes posiciones que sobre el aborto tienen los movimientos arriba enumerados:
En México
la práctica del aborto es en general, ilegal. Si una mujer queda encinta y decide interrumpir su embarazo, se ve obligada a practicarse un aborto en la clandestinidad. Algunas pueden acudir a servicios higiénicos y seguros. La mayoría, sin embargo, pone en riesgo su salud y hasta su vida, porque carece de recursos para recibir atención adecuada. Sin embargo, hay siete circunstancias en que no se considera el aborto un delito:
1.- El embarazo es resultado de una violación.
2.- E1 aborto es provocado accidentalmente.
3.- A juicio del médico el embarazo pone en peligro la vida de la mujer.
4.- El feto tiene malformaciones genéticas.
5.- De continuar el embarazo se provocaría un grave riesgo a la salud de la mujer.
6.- E1 embarazo es producto de una inseminación artificial no deseada.
7.- La mujer tiene razones económicas para interrumpir el embarazo y es madre de tres hijos.
De estas sólo la primera es válida en todo el territorio nacional, pues en todos los Estados varían considerablemente en sus legislaturas conllevando doble Standard, confusión y abortos clandestinos, que en México llevan a un 17.8 % de las mujeres en edad reproductiva.
De cualquier forma las mujeres se encuentran en México en desigualdad genérica y a merced de una variedad de leyes, que sólo confunden a la ciudadanía y sólo, entre otras cosas, para apaciguar actitudes extremadamente rígidas de la Iglesia Católica hacia el aborto.
En la Unión Americana
la legislatura sobre el aborto se basa en el caso Roe vs. Wade, donde la Suprema Corte de Justicia declaró en 1972 inconstitucional que cada Estado tenga su propia ley sobre el aborto.
La ley americana específica que:
a) Durante el primer trimestre la decisión de abortar y su procedimiento se llevará de acuerdo con el juicio del médico de la embarazada.
b) Después del primer trimestre el Estado protege la salud de la madre si está en peligro permitiendo el aborto.
c) Después del tercer trimestre el Estado en general proscribe el aborto salvo en casos donde se deba preservar la salud de la madre.
Aun así desde 1989, se han votado leyes conservadoras que no ayudan aun económicamente a madres durante el primer trimestre a conseguir un aborto, por las razones señaladas anteriormente.
La constante pugna entre los de "pro-vida" y" pro-elección" en USA, casi ha paralizado el avance de la legislación, exponiendo de nuevo a la mujer a la merced de políticos que de una manera u otra, se congracian con votantes de ambos lados del espectro de discusión. De nuevo la mujer no tiene poder real sobre su cuerpo.
La posición cristiana
en cuanto al aborto, centra la discusión entre los "pro-vida "y los "pro-elección". Para la mayoría que se adhieren a "pro-vida" la persona humana empieza en el instante de la concepción, de tal manera que ven el aborto en -cualquier estadio- como asesinato. De tal suerte que ven en las clínicas de abortos, lugares de asesinatos, y que cualquier aborto, sin importar las razones, debe ser legislativamente criminalizado. Esta es la oposición de la Iglesia Católica y de grupos fundamentalistas cristianos.
La posición "pro-elección" aduce que la persona humana empieza en estadios más tardíos, no en el nacimiento de la gestación. Según ellos, la decisión de abortar deberá ser de la propia mujer, tal vez con la ayuda de su médico o asistente espiritual.
Desde la perspectiva ortodoxa judía
, la Halaja no sólo permite, sino también manda el aborto en el caso de peligro a la salud de la madre. Desde el principio de la concepción, hasta el alumbramiento de la cabeza del producto. La diferencia entre el judaísmo y las demás religiones occidentales, es que en la normatividad judía, aunque la vida es siempre sagrada y el feto es valuado y valuable como sagrado, en estos casos, es vida potencial, no como existencia independiente. Esta legislación libera las discusiones "pro-vida "o pro-elección "de los cristianos, dando más margen de maniobra a las mujeres.
La posición del movimiento Conservador
es la siguiente:
El judaísmo no permite el aborto a petición expresa y libre de la mujer. Sin embargo, apoya la legislación que mantiene la legalidad y accesibilidad del aborto, determinando que cuando las autoridades rabínicas concedan el aborto, no sería la legislatura la que lo impidiera. El Movimiento Conservador acepta los abortos, cuando la salud física y mental de la madre está en peligro, mas no considera que el aborto sea "un método anticonceptivo".
El movimiento Conservador en USA
no está de acuerdo en debilitar la decisión de la Suprema Corte de Roe Vs. Wade. Oponiéndose a la limitación de la ayuda del Estado en los casos de abortos de bona FIDE legales. El Movimiento Reformista acepta la posición de la Halaja Ortodoxa -que el aborto se puede llevar a cabo desde la concepción hasta antes de la aparición de la cabeza del producto durante el parto- si con el embarazo se pone en peligro mental o físico a la madre. También acepta el aborto como resultado de violación o incesto, mapeo genético que demuestre futura problemática del bebé. El movimiento Reformista se postmoderniza, al declarar que el aborto es una decisión extremadamente difícil para la mujer y por lo tanto, debe ser apoyada por aquellas personas en las que confía, Médico, Rabinos o Terapeutas. Aun así, la decisión debe ser únicamente de la mujer embarazada.
Los proyectos de Ley sobre el embarazo del PSOE se acercan más a la posición del Movimiento Reformista que a cualquiera otra denominación. Aun así y en conciencia -que la decisión del aborto es extremadamente difícil y culpógena para la madre- el Estado o las instituciones religiosas, deberían poner a la disposición de estas mujeres todos los servicios de apoyo y ayuda, que ella voluntariamente quiera usar.
 
Concluyendo.
La tercera mujer es dueña, no sólo de los medios de producción y su distribución, sino también de su cuerpo y todas las decisiones que de ello se deriven: ecualizando así más a los géneros, aun cuando la mujer -filogenéticamente hablando (históricamente)- regula y define sus sentimientos, más aún que el "macho de la especie"

Regreso al contenido | Regreso al menu principal