La Vivienda Generadora de Ciudad - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Vivienda Generadora de Ciudad

Colección y Consulta
La Vivienda Generadora de Ciudad
Tel-Aviv, la ciudad blanca Patrimonio Mundial de la Humanidad
 
Por: Sara Topelson
 
Es significativo el reconocimiento que la UNESCO le otorgó a la zona central de Tel-Aviv Israel, conocida como el barrio del Bauhaus; su propuesta surgió de la necesidad de vivienda y usos mixtos en las décadas de 1930-40, durante su consolidación como ciudad.
El primer asentamiento ubicado al norte del puerto de Jaffa se desarrolló en la primera década del siglo XX, un pequeño barrio de dos mil casas llamado "Tel-Aviv" "Monte de la primavera". En 1925 el entonces alcalde M. Dizzengof invitó al urbanista ingles Patrick Geddes a realizar los planes de expansión de la nueva ciudad y precisamente la morfología urbana que hoy conocemos se deriva del marco conceptual que propuso Geddes, las avenidas principales y plazas públicas generaron la matriz para proteger las calles residenciales que tendrían poco tráfico propiciando la tranquila vida comunitaria.
El mandato ingles le otorgó el status de ciudad en 1934 y para 1938 estructuró un plan maestro que incrementó la densidad y la ocupación de cada lote. Las avenidas principales contienen la densa circulación vehicular y las actividades comerciales, y las calles residenciales dispuestas en forma de molino de viento son de baja velocidad con jardines y áreas comunitarias en buen funcionamiento hasta la actualidad.
La normatividad establecida permitía un 30% de área construida en cada lote en contraste al 60% utilizado en Europa con espacios públicos controlados y la prohibición de casas en hilera o terraceadas, la ocupación del terreno estableció un remetimiento de tres a cuatro metros al frente y cinco metros en la parte posterior, así como un boulevard jardinado que atraviesa al barrio residencial conocido como el Boulevard Rotchild. Estos conceptos contribuyeron al aspecto general de Tel-Aviv; el plan de Geddes es reconocido como uno de los éxitos de planeación urbana del siglo XX, derivando su enfoque de los planteamientos de la ciudad jardín.
Las soluciones arquitectónicas fueron introducidas al país por un grupo de jóvenes arquitectos, algunos de ellos como Arieh Sharon y Oskar Kaufman y exalumnos de la escuela del Bauhaus (1919-1933, Alemania) y del Arquitecto Walter Gropius identificándose con el pensamiento de las corrientes predominantes en esos años geometrías puras, elevación de los edificios sobre pilotes, ventanas horizontales, techumbres planas y terrazas.
La adaptación al clima caliente y húmedo en el verano se manejó, utilizando faldones, parteluces, pequeñas ventanas, generando sombras y ventilación cruzada; la ventilación fue posible a partir del viento del oeste, apoyado por la planta libre del piso a nivel de calle, incluyendo terrazas de diversos tipos y formas.
Los materiales utilizados fueron el cemento, los estucos aplanados y azulejos, los diseños respondían a los principios del Bauhaus en relación a la ausencia de ornamentación que estimuló el uso de elementos funcionales con propósitos estéticos.
La ciudad se deterioró con el tiempo debido a dos factores, los controles en las rentas que dificultaron la obtención de recursos para el mantenimiento y la falta de conocimiento sobre la reacción de nuevos materiales al viento salino proveniente del mar.
Actualmente cuenta con cuatro mil casas y edificios del estilo internacional, 1100 de las cuales se conservan como patrimonio. En un recorrido por la ciudad es notable la homogeneidad lograda, edificios de cuatro plantas en los que los corazones de manzana son espacios para la comunidad.
Ejemplo de este planteamiento es el proyecto del Arq. Arieh Sharon, de viviendas para obreros en la calle Frug #1. Los edificios de líneas horizontales se ubican en torno a un gran patio central, hoy un hermoso jardín comunitario, cuyo mantenimiento fue posible gracias al esfuerzo comunal y del que se benefician las visuales de los pequeños departamentos de dos recámaras, sala-comedor, cocina y baño, responde a aspectos funcionales en el más amplio sentido de la palabra.
Unas cuadras adelante encontramos un interesante desarrollo en esquina que presenta dos escaleras simétricas que enmarcan el acceso protegido por una techumbre curva, generando imágenes contemporáneas vigentes a setenta años de su construcción. Su clara geometría recuerda las propuestas de los constructivistas rusos, con algunos acentos de acero verdaderamente vanguardistas para la época; construido en 1935 por el Arq. Oskar Kaufman es un bloque con terrazas al frente, detalles de gran calidad, de forma poco usual como los balcones de planta ovalada.
Algunos edificios acentuaron en su composición la verticalidad en sus escaleras como el realizado por el Arq. Yehuda Liolka en 1936 donde delgadas franjas de concreto, protegen la ventanería horizontal que ha sido recortada diagonalmente dentro del volumen, generando una dinámica presencia desde la calle; al interior moderan la penetración de la luz generando un cambiante sombreado; en este caso es admirable la calidad de la construcción, que aun hoy se conserva y ha resistido las duras condiciones climáticas de sol y humedad, vientos y salinidad.
El plan maestro de Geddes generó la imagen de "la ciudad blanca" moldeada a partir de la obra de arquitectos educados en Europa; atractivo conjunto hoy declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, trascendente modelo de vivienda y ciudad, protegido como ejemplo a seguir.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal