Los alimentos afrodisiacos - Intelecto Hebreo

Son las:
01/08/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los alimentos afrodisiacos

4° Lustro Rev. Foro

Los alimentos afrodisiacos


Por: Luisa Maya

Plantearemos el preámbulo de cualquier romance implica el imaginar a la pareja sentados frente a la mesa escuchando música suave, a la luz de las velas o frente a una chimenea, paladeando suculentos manjares y exquisitos vinos, o al menos así es como en las películas se plantea el inicio de cualquier relación íntima y en esta área, se enfatiza aún más el que estos alimentos incrementan en el individuo su deseo sexual.

Los afrodisiacos se han considerado hipotéticamente como alimentos que tienden a incrementar el deseo o la potencia sexual, resultan infinitos los ejemplos bíblicos, mitológicos, religiosos o literarios que cabrían mencionarse a este respecto, pero aún más numerosos resultan los valiosos estudios e investigaciones de tipo antropológico realizadas en diversas tribus de todos los rincones del mundo, en los cuales son otorgados al alimento diversas connotaciones simbólicas, tabús o cualidades afrodisiacas.
Son también infinitas las investigaciones de tipo científico, tanto médicas como bioquímicas o endocrinológicas que han demostrado que no existe ningún alimento que incremente la potencia sexual del individuo.
Hay múltiples evidencias científicas de que existen alimentos, tales como el vino o el chocolate que tienden a provocar sensaciones placenteras o tendencias a la actividad o a la alegría, pero ésto no implica que se relacione con el deseo sexual.
El uso de los alimentos afrodisiacos es pues un mito popular que data de tiempos ancestrales, son pues muchos los estudios antropológicos realizados en diversas culturas de nuestra orbe en las que al alimento le son otorgadas diversas connotaciones simbólicas respecto a su utilización en momentos tales como la boda, la interacción de la pareja, en lo relativo a la capacidad pro-creativa o durante el período menstrual, el embarazo o la lactancia, sin embargo estos simbolismos no son más que mitos.
Se considera que hay dos tipos de mitos respecto al valor simbólico que otorgan los alimentos afrodisiacos, uno es por el valor erótico que otorga a partir de su contenido, su rareza o su satisfacción, por ejemplo los ostiones, los camarones a otros productos que en ciertas zonas no resultan accesibles o de fácil disponibilidad.
Otro tipo de mitos se otorgan en base a las características externas del alimento, el cual puede parecerse a los órganos sexuales, como sucede por ejemplo con el plátano o el polvo de cuerno de rinoceronte, los cuales simbólicamente parecerían connotar un deseo sexual intenso.
Así, por más absurdo que parezca que la forma de los alimentos le otorguen cualidades en cuanto a la capacidad sexual, lo que si es real es que en la mayoría de los hombres o las mujeres el instinto sexual disminuye significativamente después de una comida, especialmente si se trata de una comida abundante.
Además se ha demostrado que en el caso de los obesos o las personas que comen en exceso, sufren una disminución de la capacidad y del instinto sexual.

Es por eso que la recomendación para disfrutar del placer de la intimidad sexual sería no abusar de la comida,
consumir alimentos ligeros y que no resulten indigestos y lo primordial, una situación agradable junto a una buena compañía... podría decirse que ese es el mejor afrodisiaco.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal