Los Judíos en la Industria Europea - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los Judíos en la Industria Europea

Colección y Consulta
Los Judíos en la Industria Europea
 
Por: Max Bery
 
Muchos historiadores han sostenido que los judíos no jugaron ningún papel en la revolución industrial, y algunos contemporáneos han compartido este punto de vista, ya que no veían judíos en la industria y creían que todos estaban ocupados en las finanzas. Si es correcto que los banqueros judíos y no judíos, no quisieron volverse industriales; pero algunos de ellos mismos y muchos otros judíos, jugaron un papel en el desarrollo industrial del siglo XIX. Un papel considerable e increíblemente subestimado.

En 1860 un químico judío bávaro, Ludwig MOND, destaca en la industria química alemana, sobre todo en la purificación del nickel, antes de emigrar con su empresa y volverse ciudadano británico en 1872. Su hijo Alfredo MOND, toma el relevo y crea en 1926 la Imperial Chemicals, que más tarde será la ICI, una de las empresas químicas más importantes de Europa.

Antes de la puesta a punto de la lámpara eléctrica por Edison, en 1879, Emil RATHENAU adquiere la primera patente del americano e instala la primera red eléctrica alemana en 1878, creando la primera empresa alemana de electricidad, la AEG, en 1883.

Alfredo BEIT, nacido en Hamburgo y establecido en África del Sur, trabaja primero para los Porges, diamanteros en Anvers, antes de fundar en 1888, con Cecil RHODES, la De Beers, la primera firma de diamantes en el mundo.

Fritz HABER, profesor de química, amigo íntimo de Albero EINSTEIN, inventa en 1904 un método industrial de síntesis del amoníaco, permitiendo así aumentar masivamente su producción, lo que tendrá un efecto considerable sobre la fabricación de abonos, y por ende de la productividad agrícola.

Habría que citar muchos otros nombres en la industria textil inglesa, francesa, alemana y flamenca, así como en la de los muebles y de la joyería. Producen y adaptan los productos a la demanda, inventando técnicas nuevas de distribución: Así, en 1895 Teófilo BADER y Alfonso KAHN, crean a partir de una pequeña mercería, lo que serán las Galerías Lafayette.

Numerosos judíos están al origen de las industrias de la comunicación: Charles HAVAS, primer traductor de prensa, funda en 1825 su sociedad de traducción y más adelante crea en París, con Bernardo WOLF, la primera agencia de prensa, llevando su nombre. La desarrolla cuando, a partir de los trabajos en 1840 de Samuel Morse, las noticias pueden difundirse por telegrama.

Israel Beer JOSEFAT, nieto de un rabino alemán, empleado de un banco en Göttingen, llegado a París para trabajar con Havas y, en 1849, crea un sistema postal con palomas mensajeras. Emigrado en 1851 a Inglaterra, con su amigo Sigmund ENGLÄNDER, utiliza estas palomas para mandar rápidamente informaciones sobre los precios de la Bolsa y los de las materias primas, a los periódicos británicos. Para ser aceptado por la sociedad inglesa, muy xenófoba, escoge el nombre de Julius REUTER y en 1865, cambia el nombre de su sociedad en Agencia Reuter. En 1871 es nombrado barón por el Duque de Saxe Coburg Gotha.

El maestro alemán Philip REIS, inventa él primero el teléfono en 1860, es decir antes de que lo concibiera Graham Bell, en 1876. Gabriel LIPPMANN inventa la fotografía de color en París, en 1891,1o que le valió recibir el premio Nobel de física en 1908. Gabriel STERN pone a punto una de las primeras calculadoras automáticas.

Otros innovan en los medios de transporte: Moritz Herman VON JACOB inventa en 1838 un motor eléctrico con electroimán para accionar los barcos. Siegfried MARENS, construye en 1864 uno de los primeros automóviles de petróleo, y después otro en 1875. En 1880 Alberto BALLIN, funda la "Hamburg Amerika Line", que más adelante se transformará en Hapag-Lloyd, compañía de transporte marítimo transatlántica, una de las empresas alemanas más importante. En 1896 Otto LILIENTHAL, inventa y hace volar en Renania la primera máquina más pesada que el aire, antes de morir el mismo año, en un accidente. En 1892 David SCHWARTZ, inventa el balón dirigible. Muere antes de poder explotarlo y su viuda vende los derechos al conde Von ZEPPELIN, quien quedó con el crédito del descubrimiento. En 1924 Karl ARNSTEIN, construye y pilotea el primer zeppelín sobre el Atlántico. André CITROEN, es hijo de una inmigrada polaca y de Levi CITROEN, joyero en París, quien se suicidó arruinado en 1884, cuando André tenía apenas 6 años. En el transcurso de un viaje a Lodz para visitar a su madre, descubre un engrane original en forma de espiga y adquiere su patente. Egresado de la Escuela Politécnica en 1898, dirige la Empresa automovilística Mars en 1906, antes de fundar su propia fábrica de engranes, basada sobre esta patente polaca.

Igual que en el siglo antepasado el éxito de estos pioneros oculta la condición de la inmensa mayoría del pueblo judío, hecha de obreros, de artesanos, de conductores de diligencias, de profesores y de pequeños comerciantes. Al lado de los innovadores y de los capitanes de industrias, una clase obrera judía se forma en Inglaterra, después en Alemania y en Francia; con los inmigrados del Este, que se encuentran mayormente en la industria textil, la alimentación y el tabaco.

Para luchar contra la explotación de estos obreros por sus patrones -judíos o cristianos- denunciados continuamente en Londres por el "Jewish Chronicle", se forman sindicatos específicamente judíos o secciones judías de sindicatos. Pero es otra vez por medio de los bancos, que sobresale el papel vanguardista de los judíos en la Revolución industrial europea.  

Regreso al contenido | Regreso al menu principal