Más consejos sanos - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Más consejos sanos

4° Lustro Rev. Foro
Más consejos sanos
 
Por: Bertha Hoffman
 
ESTÉ PENDIENTE DE LAS CALORIAS, NO SÓLO DE LAS GRASAS: Aunque es realmente prudente escoger alimentos bajos en grasas, también lo es vigilar la cantidad de calorías que uno ingiere. Como tentempié nada puede ser menos calorífico que las ver­duras crudas, tales como las zanahorias o los pimientos morrones, que contienen 30 calorías por porción (un tallo de apio sólo tiene 6 calorías). El contenido de calorías en las frutas frescas también son bajas, ya que una porción puede contener unas 60 aproximadamente. Otros refrigerios bajos en grasa y calorías son las palomitas de maíz (sin mantequilla ni caramelo). El contenido de grasa y calorías de cada alimento puede variar dependiendo de su tamaño y peso; deben ser checados individualmente.

AGREGUE GERMEN DE TRIGO A SUS PLATILLOS: La cantidad de fibra, de ácido fólico y otros nutrientes se pueden encontrar en el germen de trigo. Sólo espolvoréelo sobre sus cereales fríos o calientes, o mezclado en el yogurt, o agregado a los guisados, substituyendo 1/2 taza de harina por media del germen, o antes de hornear los panes, espol­vorearlos con el germen, o utilizado para empanizar los alimentos, se logrará el objetivo.

LAS ENCÍAS TAMBIÉN SE LAVAN: Además de quitarse la dentadura postiza, cepillarla y dejarla remojándose en el líquido durante la noche, las personas deben de lavar también sus encías, pero sin cepillarlas: sólo se deben enjuagar y tallarlas suavemente con una gasa húmeda.

EN LA SOSPECHA DE UN IN­FARTO, TOME UNA ASPIRINA: El trata­miento rutinario de tomar una aspirina dia­riamente para prevenir un infarto en el cora­zón es muy prudente, ya que tiene propieda­des anticoagulantes. Sin embargo, A LA MENOR SOSPECHA de que se está desen­cadenando un ataque al corazón, tome una aspirina de 325 miligramos (de preferencia masticada) para prevenir serios daños. Al mismo tiempo, ya sea que esté sintiendo o no una presión o dolor en el pecho, hom­bros, cuello, mandíbulas, brazos o la parte alta de la espalda; o si el dolor está acompa­ñado con un aturdimiento, desmayo, náusea o mareo, PIDA AYUDA MÉDICA DE IN­MEDIATO.

PROTEJA SUS TOBILLOS: Si está propenso a torcerse los tobillos, trate de usar zapatos tenis tipo botines, cuando esté efec­tuando actividades de riesgo. No le van a im­pedir doblar los pies, pero si pueden reducir el riesgo de voltear los tobillos, movimiento que puede resultar en una torcedura o daño a los ligamentos.

PREVENCIÓN DE DOLOR POSTQUIRÚRGICO: Muchos pacientes sufren dolores innecesarios después de una cirugía, lo cual puede retardar la recupera­ción, además de que es un martirio. Antes de la operación, platique con su médico sobre sus proyectos de manejo y opciones para controlarle el dolor, ya que algunos analgésicos, por su experiencia individual, pueden no ser efectivos y no proporcionarle el alivio necesario. Virtualmente no hay ries­gos de adicción si se utilizan narcóticos du­rante las horas, o quizás, algunos días, pos­teriores a la cirugía para hacerlo sentir me­nos adolorido y más cómodo. Exija alivio efectivo.

EL ESTRÓGENO Y LA DENTA­DURA: De acuerdo a datos recientes, el tra­tamiento de estrógenos, prescrito para dis­minuir la pérdida de masa ósea, también sir­ve para no perder la dentadura. Hay eviden­cias, a partir de un estudio realizado en el que participaron 42,000 mujeres, que demos­traron que las que tomaron estrógeno obser­varon una disminución de hasta un 36% el riesgo de perder los dientes, en comparación con el grupo que no estaba bajo el tratamien­to de esta hormona. Estas conclusiones au­mentan el número de beneficios del estróge­no, después de la menopausia, pero es nece­sario consultar al médico para su uso.
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal