Meisser descubridor del Gonococo - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Meisser descubridor del Gonococo

4° Lustro Rev. Foro
Meisser descubridor del Gonococo
 
Por: Zvi Avigdor, New York, E.U.
 
Durante las últimas dos décadas, el mundo ha sido víctima de un aumento importante de enfermedades venéreas (EV) "no curables" (tales como el S.I.D.A. y el herpes), mientras que en ese mismo período, las EV "curables" (sífilis, gonorrea, clamidia, etc.) disminuyeron substancialmente. La presencia de estas últimas durante ese tiempo, había llegado al nivel más bajo en la historia, gracias a la educación de las masas con respecto a su prevención, así como a la eficacia de poderosos antibióticos. Pero en un reporte reciente, la Organización Mundial de la Salud (rama de la O.N.U.) indicó, que la tendencia a la desaparición de las EV "curables" se había revertido, que la curva epidemiológica que había permanecido relativamente baja durante tantos años, comenzaba ahora a subir y la organización sonó la alarma para su pronta contención.

Las "EV curables" han sido bien conocidas desde tiempos remotos, pero nada podía hacerse por ellas por desconocerse su causa. No fue sino hasta el siglo XIX que se descubren las bacterias y entre ellas, sus causantes. Este mes recordaremos al Dr. Neisser quien fue quien reveló la causa de la gonorrea.
La primera descripción conocida de este padecimiento se encuentra en la Biblia, (Levítico 15), aunque algunos historiadores médicos han puesto en duda si deveras se trata de él. Fue el famoso Galeno quien en el año 130 de la Era Común le dio el nombre "gonorrea" que en griego significa "flujo de semen", pues al observar el pus saliendo por la uretra, pensó que se trataba de semen anormal. No fue sino hasta 1376 que Juan de Arderne, el médico de cabecera de los reyes Ricardo II y Enrique IV de Inglaterra, reconoció por primera vez que se trataba de una enfermedad contagiosa.
Pasarían otros 500 años para que se descubriera el germen causante de la aflicción: en 1879 Neisser identificó la bacteria, a la que bautizó "gonococo", obviamente relacionándolo al nombre de la enfermedad.
Albert Ludwig Sigesmund Neisser (1855-1916) nació en Schweidnitz, Prusia (hoy Swidnica, Polonia) en el seno de una familia judía, siendo su padre un médico de gran éxito profesional. La preparatoria la cursó en una escuela particular e hizo sus estudios de medicina en Breslau, Prusia (hoy Wroclaw, Polonia). Tuvo algunas dificultades académicas (reprobó química, teniendo que hacer examen extraordinario) pero se graduó de doctor en 1877. Su tesis trató acerca de la enfermedad causada por un parásito llamado equinococo.
Neisser quiso especializarse en Medicina Interna, pero no existía plaza abierta en ese momento. Interesantes las aras del destino, pues este hecho propició a que hiciera su gran descubrimiento ya que decidió entonces meterse a la Residencia en Dermatología. Tradicionalmente, las EV eran rama de la dermatología y fue durante su segundo año de especialización (¡a la edad de 24 años!) que descubre el gonococo, una bacteria de forma redonda que vio en el pus de la gonorrea. Al publicar su hallazgo lo llamó "micrococo" (el título del artículo fue Über eine der Gonorrhoe eigenthümliche Micrococcenfork) pero posteriormente, su amigo el famoso Dr. Paul Ehrlich, le recomendó que lo bautizara "gonococo" pues "micrococo" era un término muy general (micro=microscópico; coco=forma redonda, es decir, organismo microscópico de forma redonda) y "gonococo" se asocia inmediata y específicamente con el padecimiento. Este artículo identificó por primera vez en la historia al agente responsable de la gonorrea, causando gran sensación en el ámbito médico. En su honor, el germen es hoy llamado Neisseria Gonorrhea. Tardarían otros 65 años para que la curación de la enfermedad fuera posible, gracias al descubrimiento de la penicilina.
Al terminar sus dos años de Residencia, Neisser era un microscopista consumado y viaja a Noruega a hacer investigaciones acerca de la lepra. En ese país la lepra era endémica (epidemia constante) y ya unos años antes (1873), el médico noruego Gerhard Hansen había descubierto en los leprosos un bacilo al que sospechaba como agente causal (en contraste a que hasta ese entonces, los científicos creían que la lepra era una enfermedad hereditaria). Neisser se dirige al hospital de leprosos de Hansen, quien le otorga muestras de más de 100 pacientes, con el fin de llevárselos a estudiar a su laboratorio de Breslau, ya que allí poseía técnicas muy avanzadas de tinción e identificación de bacterias.
El Dr. Neisser, no sólo encuentra al bacilo en su laboratorio, sino que es el primero en cultivarlo y publica en 1880, que éste es definitivamente el causante de la lepra. Hansen reacciona publicando un reclamo, diciendo que fue él quien por vez primera había descrito al bacilo siete años antes. Pero fue nuestro personaje el que informó al mundo que el bacilo era categóricamente la causa de la enfermedad, cosa que Hansen nunca hizo por falta de evidencia.
En 1880, es nombrado conferencista en dermatología en Leipzig (Alemania) pero dos años después regresa a Breslau por ser designado allí profesor extraordinario de enfermedades de piel y EV, y Director del Departamento de Dermatología. Tenía sólo 27 años de edad.
Como director, Albert planeó para su departamento una nueva clínica de dermatología y su diseño fue respetado al punto. Inaugurado en 1892, se convirtió en un centro de investigación de fama internacional.
Para 1894, era catedrático de dermatología, ofreciéndosele en 1896 el mismo puesto en la capital (Berlín) pero rechazó la oferta.
Neisser hizo también investigaciones revolucionarias con la sífilis. Debido a que la sífilis humana es transmisible a los monos, viaja en 1905 a Java para estudiarla en los simios de ese lugar, a los que les podía inyectar sangre de soldados holandeses infectados, que servían su servicio militar en esa zona. Durante sus estudios, tuvo comunicación continua con el Dr. Wasserman y sus experimentos fueron fundamentales para que este último descubriera la prueba diagnóstica de la sífilis.
En 1889 funda, junto con el Dr. Pick, el Deutsche Dermatologische Gesellschaft (Sociedad Alemana de Dermatología) la cual sigue vigente hoy día y en 1902, fue miembro fundador de la Deutsche Gesellschaft zur Bekämpfung der Geschlechtskrankheiten (Sociedad Alemana para el Combate de las EV).
Nuestro protagonista fue considerado la autoridad máxima del mundo en EV y dio un sinnúmero de conferencias relacionadas a los métodos preventivos de EV. Hizo también historia al ser nombrado, en 1907, primer profesor de tiempo completo de dermatología en Breslau y poco antes de su muerte, fue nombrado miembro del Consejo Imperial de Salud.
Su casa fue convertida en museo en 1920. Pero en 1933 los Nazis la confiscan, destruyendo sus objetos históricos y convirtiéndola en casa de huéspedes.
La existencia del gonococo fue un descubrimiento trascendental hace 130 años; pero Albert Neisser merece nuevo tributo, ahora que las autoridades sanitarias internacionales han declarado al resurgimiento de la gonorrea, una amenaza pública importante.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal