Muerte a la Ilustración - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Muerte a la Ilustración

Colección y Consulta
Muerte a la Ilustración
Por: Bill Landau

Si por La Ilustración se entiende como "aquel periodo de la humanidad durante el siglo XVIII, en que el hombre se liberó de sus barreras auto impuestas de ignorancia y superstición, dando paso a la edad de las explicaciones empíricas y racionales", entonces puedo decir sin empacho, que mi desacuerdo no es con las iglesias cristianas, ni con el Nuevo Testamento. Mi desacuerdo es con Mel Gibson, quien de acuerdo con su película "La Pasión" estereotipa y denigra a todos aquellos judíos (la gran mayoría de ellos estaban luchando por liberarse de los romanos) que no constituían los seguidores de Jesús, mientras que al mismo tiempo exonera a Poncio Pilatos, quien crucificó a más de un cuarto de millón de judíos y quien fue devuelto a Roma por su crueldad por las órdenes del Cesar.

El problema existencial de intensa inmediatez no es que Gibson desconozca Nostra Etate y las resoluciones del Concilio Vaticano II, sino que su película se exhibe en momentos en que el pueblo judío en la Diáspora y en Israel, continúa luchando ahora por su legitimidad y también por su mera existencia.

La película de Gibson estrenada inapropiadamente durante el Miércoles de Ceniza en Estados Unidos, destruye la relación entre judíos y cristianos que tanto ha costado construir, se burla -como todos los fundamentalistas- de todos los esfuerzos de reconciliación, creando, claro está, odio.

Una imagen vale mil palabras y con el Jesús dramáticamente ensangrentado en la cruz se asesta un duro golpe a cualquier esfuerzo de índole ecuménico. En este caso fundamentalistas de todo orden se unen en una neo cruzada antijudía. Hasta el Jihad Islámico y Hamas, se regocijan de la película porque sirve a sus propósitos propagandísticos con aquello de que; «ven a los judíos matando entonces a Jesús y ahora con su cerca matan a palestinos». La asociación lingüística no es difícil de discernir. Los libelos de ayer y de ahora.

Esta película me parece que no sólo representa a núcleos fundamentalistas y de extrema derecha dentro de la Unión Americana, sino también destruye aún más a los Voltaires, Diderots, claros representantes de la Ilustración. Claro que algunos dirían que la Ilustración junto con la Civilización moderna pereció en Auschwitz. Dejemos eso por un momento a un lado y pretendamos que aun habían sobrevivido los enciclopedistas y que aún Emmanuel Kant no haya muerto en Treblinca.

La pregunta es ¿Por qué ahora? Claro que las respuestas están en Palestina, el neo-antisemitismo europeo y la ultraderecha conservadora americana.

Gibson debería haber reflexionado pero ese «cogito ergo sum» no se le da, puesto que de Descartes no tiene un ápice de conocimiento y realmente hablando ¿desde cuándo el antisemitismo es racional?

Gibson y sus nuevos Su Flux Klanes, han olvidado que aun Jesús predicaba lo mismo que Rabí Akiva "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".
Regreso al contenido | Regreso al menu principal