Por causa de una mujer inteligente - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Por causa de una mujer inteligente

4° Lustro Rev. Foro

Por causa de una mujer inteligente


Traducción: Bertha Benabib

Era un hombre muy pobre que tenía una mujer buena e inteligente. Un día, se presentó el Profeta Elías ante el hombre y le dijo: yo puedo darte seis años buenos, ¿cuándo los deseas, ahora o al final de tus días? El hombre pobre no reconoció al Profeta Elías y le dijo: ¡Vete de aquí!

Al paso de algunos días regresó el Profeta Elías y se acercó al hombre pobre y de nuevo le dijo: Yo puedo darte seis años buenos. ¿Tú los quieres ahora o al final de tus días? Otra vez el hombre respondió al profeta Elías: ¡Yo no te conozco, aléjate de aquí!

Cuando vino el Profeta Elías hacia el hombre por tercera ocasión, éste le dijo: Yo debo preguntar a mi esposa.

Se fue el hombre a casa con su esposa y le comentó: Un hombre ha venido a mí, ya en tres ocasiones. Él desea darme seis años buenos y quiere saber cuando los prefiero. ¿Ahora o al final de mis días? ¿Qué le contestaré?

La mujer inteligente le dijo a su esposo: Ve hacia el hombre y dile que los seis años buenos los quieres ahora.

Se fue el hombre en busca del Profeta Elías y le dijo: Por favor dame los seis años buenos ahora.

Elías respondió. Ve a casa. Al lado de la casa encontrarás un gran tesoro. Ese tesoro es tuyo, seis años tú podrás hacer con ese dinero lo que desees.

Volvió el hombre pobre a su casa y en verdad, al lado de la casa encontró el tesoro, exactamente como le había dicho el Profeta Elías. Cuando la mujer vio el dinero le dijo a su esposo. El Todopoderoso nos ha dado un gran tesoro, nosotros debemos utilizar este dinero para ayudar a la gente pobre y entonces quizás el Todopoderoso nos dé más dinero.

Así hicieron el hombre y su esposa. Ellos dieron Tzedaka (caridad) a los necesitados día con día y anotaban en una hoja cada día. Así transcurrieron seis años.

Vino el Profeta Elías y le dijo al hombre. Vengo a llevarme el tesoro que te entregué hace seis años.
Contestó el hombre: Antes de recibir de ti el tesoro fui a preguntar a mi esposa, también ahora deseo preguntarle. Volvió el hombre a casa y le dijo a su esposa: La persona que nos ha dado el tesoro viene a llevárselo.

Dijo la esposa: Ve hacia él y muéstrale la lista de las personas que recibieron Tzedaka de este tesoro, y dile: Si él encuentra a alguien que cuide el tesoro en mejor forma, por favor, entonces entrégale el tesoro.

Vio el Todopoderoso toda la Tzedaka que hicieron el hombre y su esposa y les entregó aún más dinero. Dinero para Tzedaka y dinero para ellos. Para muchos más años buenos.

Según Yalkut Shimoni. Ruth D.

Tomado de: Shalom mi Yerushalaim Lamatjil. Rolnik Publishing.
Somthing Different. Tel-Aviv Israel 19S0.
Material didáctico del curso de hebreo.
Centro de Enseñanza de lenguas Extranjeras. Universidad Nacional Autónoma de México.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal