Raymond Kurzweil, el Ciberfuturólogo - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Raymond Kurzweil, el Ciberfuturólogo

4° Lustro Rev. Foro
Raymond Kurzweil, el Ciberfuturólogo
Por: Ruth Cisneros

Hace más de 50 años, cuando las computadoras se iniciaban en México, leí la traducción de un cuento ruso: "MAELA", una computadora cuyo inventor, le dio casi todas las funciones humanas, de tal manera que, ahora quien dirigía la vida del inventor, era MAELA, hasta que un día el inventor fastidiado de estar bajo su dominio, recordó que con solo retirar la clavija de la energía eléctrica, sus males terminarían. Me gustó el relato, sin embargo, me pareció fantasioso, pues para instalar y hacer funcionar uno de estos cacharros era indispensable el espacio de una habitación grande y una más, del mismo tamaño, donde se instalaba una máquina de aire acondicionado. Nunca imaginé que gran parte de MAELA, podría ser parte de mi realidad futura.
Queda claro que al inventarlas, sólo se perseguía ayudar al ser humano a tener a su disposición una fuente enorme de información, ahora, son una herramienta imprescindible, que, traduce, informa, elige, sustituye, procesa, calcula, dibuja, discierne, en fin podría enumerar infinidad de funciones que realizan, y se me complica más imaginar ¿cómo será el mañana? ¿En qué medida dependeremos de su colaboración? Este pensamiento me quedó flotando y un buen día, me sorprendió el título de un libro "La Era de las Máquinas Espirituales", cuando los ordenadores superen la mente humana.
Su autor Raymond Kurzweil, Inventor, Tecnólogo, Empresario, Músico, Escritor y Científico especializado en las ciencias de la computación y la inteligencia artificial, un libro con muchas respuestas y un planteamiento del futuro, mucho más asombroso que MAELA.
El bien llamado NOSTRADAMUS ACTUAL, nació en el estado de Massachussets el 12 de febrero de 1948, ha escrito varios libros y define el futuro, como el resultado de LA FUSION DE LA EVOLUCION BIOLOGICA CON LA EVOLUCION TECNOLOGICA, se escucha muy sencillo, ¿no es verdad?
Al ser entrevistado, nos comenta: "Los científicos que trabajan con la memoria, acaban de descubrir que no solamente nos ayuda a recordar el pasado, sino también a imaginar el futuro, esa es la naturaleza de la inteligencia: anticipar el futuro, pues tenemos mecanismos de predicción, de lo que sucederá, incorporados en el cerebro, en eso consiste la inteligencia. Sin embargo, hay un problema con nuestras predicciones, y es que las personas predicen las cosas de una manera lineal, creen que todo sucederá al mismo ritmo que ha venido sucediendo, eso nos dice la intuición, así lo tenemos codificado... pero no corresponde con la realidad. Las cosas cada vez van más rápido, pues hay un auge de la innovación y estamos en ese momento".
Un tema central en sus ideas sobre el futuro es el que denomina "la ley de rendimientos acelerados", que tiene que ver con la tecnología de la información. En el momento en el que un ámbito de la ciencia o la tecnología se convierte en información, se acelera y crece exponencialmente. Esto no corresponde a nuestra intuición. Si por ejemplo, tomamos nuestra biología: la salud y la medicina. En el pasado no funcionaban como tecnología de la información, sino más bien como "ensayo y error"; por este motivo progresaba linealmente, no exponencialmente. Ahora la salud y la biología son tecnologías de la información: hemos descifrado el genoma, podemos desactivar genes con la interferencia por ARN (ácido rivonucleico), podemos añadir nuevos genes mediante la terapia génica, podemos reprogramar nuestros genes, simular la biología por ordenador... todo esto es nuevo, y no existía hace unos años. Hoy la salud y la biología son tecnologías de la información al crecer exponencialmente significa que serán mil veces más potentes en diez años, y un millón de veces más potentes en veinte años... básicamente doblarán su potencia cada año.
Sin embargo, actualmente a un enfermo de cáncer, le darán un tratamiento de quimioterapia, radiación, cuando muy avanzada su cura será con rayo gamma o lasser, con las consecuentes implicaciones. Estos descubrimientos todavía no han llegado a tratamientos, están en fase de desarrollo, tienen que ponerse a prueba y perfeccionarse, y esto probablemente tomará unos 15 años.
Ray Kurzweil, nos asegura que tendremos avances apasionantes cada día, como el reprogramar nuestros genes para eliminar las enfermedades hereditarias y añadir nuevos genes que nos mantendrán sanos, también tendremos computadoras inteligentes como los humanos, incluyendo inteligencia emocional, con las que podremos dialogar. Lo interesante es que empezaremos a ponerlas dentro de nuestros cuerpos y cerebros, a través de dispositivos del tamaño de glóbulos rojos.
Hoy día existen docenas de este tipo de experimentos, practicados en animales a los que se les introduce un dispositivo, por ejemplo, para curar la diabetes de tipo 1 y muy pronto empezarán a controlarlos. Ya hay un dispositivo del tamaño de un glóbulo rojo, que puede detectar las células cancerígenas y destruirlas y a finales de la década del 2020 los tendremos circulando por la sangre para mantenemos sanos, desde adentro.
En nuestros cerebros tendremos estos componentes, que interactuarán con nuestras neuronas biológicas, pues ya existen personas que son ciborgs, (que tienen máquinas en el cerebro), por ejemplo a los enfermos de Parkinson se les introduce un dispositivo del tamaño de un frijol, que sustituye las neuronas destruidas por la enfermedad y funciona como la región cerebral original. La última generación de este implante cerebral (están en la cuarta) permite descargar nuevo software para el ordenador en el interior del cerebro desde fuera del paciente. Debido a su tamaño debe implantarse con cirugía, pero día a día serán más pequeños.
Cuando deseemos crear una realidad virtual, los nano robots desconectarán las señales procedentes de nuestros sentidos reales y las sustituirán por las señales que el cerebro recibiría si estuviéramos realmente en el entorno virtual y sentiremos realmente que estamos en ese entorno. El diseño de nuevos entornos se convertirá en una nueva forma de arte y no solamente será visual o auditivo, también táctil, implicará todos los sentidos. Será tan real, como la realidad. Tampoco tendremos que tener el mismo aspecto, podremos tener la apariencia de otra persona en un entorno de realidad virtual, la vida será como Matrix, pasaremos mucho tiempo en entornos virtuales y seremos más inteligentes, porque estos nano robots interactuarán con nuestras neuronas biológicas y mejorarán nuestra memoria, nuestras capacidades racionales. En la década del 2040, la mayoría de lo que habrá en nuestros cerebros no será biológico. Nuestros cerebros serán como las computadoras actuales, sólo que mucho más potentes, miles de millones de veces más potentes. Podremos hacer copias de seguridad, la gente pensará que es sorprendente que las personas de hoy año 2008, fueran por el mundo sin hacer copias de seguridad de su archivo mental.
La computación avanza muchísimo, acabará superando nuestra capacidad mental y a finales del siglo XXI, vamos a saturar la materia y la energía de la Tierra y de los alrededores de nuestro planeta para convertirla en computación de una inteligencia sublime. Luego tendremos que expandirnos más allá de la Tierra porque agotaremos la materia y energía del planeta que se puede convertir en ordenadores inteligentes, y lo concibo como un envío de misiones con nano robots para que colonicen otros cuerpos celestes. Si la humanidad logra encontrar la manera de superar cosas que nos han limitado, como ir más rápido que la velocidad de la luz, viviremos el despertar del universo. Al lograrlo, llegaremos a lugares remotos más rápidamente, en pocos siglos alcanzaremos todo el universo, difundiendo en él nuestra inteligencia de un modo no biológico. El universo despertará porque ahora solamente consiste en un montón de materia inerte. La inteligencia constituye el objetivo del universo, y el universo terminará convirtiéndose en una entidad muy inteligente superando la mecánica celeste mediante ingeniería.
Esta magna obra nos lleva a pensar, ¿necesitaremos la inteligencia de D'os? La evolución biológica, que condujo a la evolución tecnológica, es una especie de proceso espiritual, porque... ¿qué es lo que vemos en la evolución?
Vemos entidades que se vuelven más inteligentes, con más conocimiento, más creatividad, más belleza... ¿y qué es D'os? ¿Cómo se ha descrito D'os? D'os es una idea y se refiere a una capacidad ilimitada en todos estos aspectos, y la evolución avanza exponencialmente en esa dirección: es una explosión de inteligencia, conocimiento y creatividad que inevitablemente nos conduce a la singularidad. La evolución se mueve en una dirección espiritual y cada vez se parece más a D'os.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal