Rumbo a la Cámara de Gas. - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Rumbo a la Cámara de Gas.

4° Lustro Rev. Foro

Rumbo a la Cámara de Gas.                                               


Por: Max Dániel H.

Observen la foto que con el tiempo se volvió famosa. Se encuentra en algunos museos y en muy pocos libros. Hay cuatro seres humanos que probablemente pertenecen a una sola familia, y quiénes viajaron durante largos insufribles días en el vagón, para que después fueran enviados a los hornos por el "ángel de la muerte" Mengele.

La foto habla por sí misma; se llevó al cabo la "selección". Los nazis del SS les indicaron el camino por donde vayan, y los cuatro pobres tenían la esperanza que ya están a salvo después del inhumano viaje.
Conforme lentamente avanzan, paso a paso se acercan a sus muertes. Ellos no lo conocen y tampoco les importaría que les saquen la foto. Solo sabe el quién tomó la foto el ¿porqué? Hay que tener en cuenta la sombra para saber que sucedió cerca de medio día. Ellos solo saben que son miembros de una sola familia a quiénes arrancaron de los suyos, de quiénes ni si quiera pudieron despedirse. El único consuelo de ellos para disminuir la intensidad de su pena y su dolor es que aún están juntos.
Como se observa en la foto, sus ropas son austeras por lo que se sabe que son judíos de una aldea. A ellos no los tatuaron con números en sus brazos, pero sus derechos y libertades los perdieron aun antes de ser encaramados al vagón, porque aún antes los privaron de su dignidad y de su libertad. Lo que parecía ser una ducha normal fue donde los nazis les enviaron al gas letal. El mismo día, dentro de un par de horas, los cuatro encontrarán la muerte gaseados, parados en el piso de cemento. Después de una o dos horas solamente van a ser ceniza y restos de  huesos. El humo de sus cuerpos saldrá por la enorme chimenea.

Se observan los pasitos del menor de los niños caminando a su ejecución que ya no está muy lejano. A ninguno de los cuatro se pueden observar las caras. Al llegar a Auschwitz con el bulto que lleva la abuelita bajo su brazo, significa el trabajo de toda una vida. Uno de los niños lleva un bulto más pequeño en su mano, que talvez contiene un bocado de comida o bien un juguetito lo que no le quitaron los nazis antes de la última hora de su vida. La mirada de dos niños esta fija en el camino, y solo cuidan los movimientos de sus pies.  
El niño de la izquierda observa los pasos de su hermano menor, o talvez le dice algo. El mayor de los niños camina solito con pasos medidos y extendidos acompañando el resto de la familia. Sus manos se hunden en sus bolsas que probablemente son vacías igual que su estomago. Con un chal o bufanda protege su cabecita y su cuello a causa del viento de primavera. Si podríamos observar su carita, seguramente estaría triste, sin la sonrisa que caracteriza a un niño de su misma edad. Él ya sabe porque desde niño tenía que aprender que la vida suele ser muy pesada. Camina sin guía porque su abuelita con su espalda encorvada y con su mano derecha apoyada en el bastón no puede ayudarle.   
El niño del centro con el abrigo de color claro está mirando hacia delante con su cuerpecito erguido. A él le observamos hasta el último, pero no por eso no nos llame nuestra atención. Él aún no tiene capacidad valorar el peligro y no observa nada malo, pensando quizás que donde fuera será mejor. Probablemente también tiene hambre, pero aún no conoce lo que es la muerte y el sufrimiento, solo sabe que está vivo. No lo dice pero está consciente que su abuelita está cuidando de él, y que lo acompañan sus hermanos.
Los cuatro solo tienen la culpa por nacer judíos. Que el mal nunca prevalezca sobre el bien, que la vida sea de una manera diferente, que esto jamás pueda suceder, posiblemente esto pensaba la abuelita desconocida.
La foto es una lección, y solo un ejemplo del Holocausto, cuyo recuerdo debe prevalecer para siempre, hasta el fin del mundo. Que sean bendecidos los mártires y que jamás dejemos en el olvido esos tiempos inefables.

Fuente: Zvi David Kochay
Observación; reduciendo la foto se ve mucho más claro, y más detallado.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal