Senator, Gigante de la Fisiopatología - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Senator, Gigante de la Fisiopatología

4° Lustro Rev. Foro
Senator, Gigante de la Fisiopatología
Por: Zvi Avigdor, New York, E.U.
Se cumplen 175 años del nacimiento de un hombre que llegó a alcanzar grandes logros en la investigación de la fisiología anormal y sus repercusiones clínicas. Este desconocido doctor hoy (pero muy famoso en su época), asentó las bases de muchas premisas actuales en los campos de nefrología, hematología, infectología y cardiología. Durante su carrera profesional, escribió varios libros, contribuyó con capítulos para textos médicos y publicó más de 200 artículos científicos originales. Como veremos, ocupó también puestos académicos y administrativos prominentes.
Herman Senator (1834-1911) nació en Gnesen, Prusia (hoy Gniezno, Polonia), de padres judíos. Estudió en la Universidad de Berlín, Prusia (hoy Alemania) graduándose en 1857. Al año siguiente, Herman abre un consultorio particular, pero eventualmente decide hacer la especialidad que se llamaba entonces "Medicina Interna y Farmacología". Así, cursa su Residencia en el hospital berlinés "Charité" y la termina en 1868, quedando como médico adjunto del hospital; asimismo, comienza a trabajar en los laboratorios experimentales de esa institución. Pronto hablaremos de algunos de sus descubrimientos hechos durante su larga afiliación a esos recintos.

Dos años después, estalla la guerra Franco-Prusiana y Herman presta sus servicios como médico, destacándose a tal grado, que se le otorga en 1870, la "Eisernes Kreuz" (Cruz de Hierro).

Gracias a sus brillantes actividades de investigación y redacción de artículos, se le otorgan varios reconocimientos y para 1872 era nombrado co-editor de la afamada revista médica Centralblatt für die Medizinischen Wissenschaften.

En 1875, obtiene el título de Ayudante de Profesor en la universidad y ese mismo año se le nombra Jefe del Departamento de Medicina Interna del Hospital Augusta (a pesar de ser judío, se le otorga el puesto pero sólo como resultado de la recomendación e intervención directa de la misma Emperatriz Augusta; Senator recibió dicho título "bajo protección de la Kaiserin", un acontecimiento fuera de orden). Seis años después, en 1881, hace más historia, pues a pesar de que ya poseía la jefatura mencionada, se le ofrece también el puesto de Jefe del Departamento de Medicina Interna del Hospital Charité. Así, fue jefe de departamento ¡en 2 instituciones a la vez!, hecho jamás antes logrado, siendo ambas además, sumamente prestigiosas, no sólo a nivel local (la capital prusiana), sino a nivel nacional e internacional.

Desde muy joven, Herman se interesó en la fisiopatología; ya desde sus estudios universitarios había trabajado bajo el ala del famoso fisiólogo Johannes Muller. Ahora en sus labores investigativas en el Charité, hace descubrimientos fundamentales con respecto al funcionamiento anormal de varios órganos del cuerpo. Se le recuerda más que nada por su hallazgo en lo referente a la eliminación de albúmina (una proteína) en la orina, el cual sentó las definiciones básicas relacionadas al mecanismo de eliminación de la albúmina por el riñón. Sepa el lector que el riñón, al filtrar la sangre, generalmente no permite más que el paso de agua y moléculas pequeñas a través de sus membranas semipermeables, para formar la orina. La albúmina sanguínea es de molécula grande y no debe atravesar por la membrana renal; el encontrarla en la orina (albuminuria) es indicación de que el filtro renal está dañado, es decir, que existe alguna lesión en la membrana renal que permite el paso de albúmina, de la sangre a la orina. En la época de Senator ya se sabía que un riñón enfermo vierte albúmina a la orina, pero él fue el primero en anunciar que algunos humanos sanos son capaces de eliminar pequeñas cantidades de albúmina sin problema actual o futuro. Esta aseveración fue revolucionaria y haciendo experimentos en animales, Senator describió las leyes fisiológicas que determinan la eliminación de albúmina por el riñón. En 1882 publica su libro Albuminuria Bajo Condiciones Normales y Patológicas, donde explica todas las variantes clínicas capaces de producir la albuminuria. Este trabajo fue recibido en forma extraordinaria, se convirtió en libro de texto y se tradujo a varios idiomas.
Otros temas abarcados por él en su laboratorio fueron la diabetes, la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca, la anemia, la pseudo-leucemia, la fiebre y otros más. Existe una enfermedad que lleva su nombre: la "Angina de Senator", una faringitis infecciosa aguda muy grave, descrita por Herman en 1888. Con el advenimiento de los antibióticos, esta enfermedad ha desaparecido, pero se cree capaz de reaparecer; el último caso reportado ocurrió en 1951, en Francia.

Senator continuó subiendo peldaños en su profesión: en 1899 se le nombra Profesor Honorario de la universidad y en 1905 Profesor de Consulta Externa del Charité. Es de notar, que por ser judío, jamás le fue otorgado título de Profesor Ordinario tal como era entonces prohibido en todas las universidades germanas, a menos que pudiera mostrarse un certificado de conversión al cristianismo.
Tres años antes de morir, el Dr. Senator contribuye con un capítulo de 45 páginas titulado Enfermedades de los Riñones para el Manual de Patología y Terapia de Nothnagel, el libro de medicina más usado en Prusia y consecuentemente en muchos países que miraban en alto e imitaban a Prusia, la entonces potencia mundial en lo que respecta a las ciencias médicas.

Nuestro personaje fue sumamente versátil en sus escritos e incluyó temas de salud con relación a la criminología. Su visión en esa área fue tal, que también hoy es considerado uno de los padres de la Medicina Forense.

Herman Senator, fisiólogo y clínico trascendental. Destacado académico y administrador hospitalario brillante. Qué lástima que gente tan formidable caiga tan fácilmente en el olvido.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal