Venta Prieta - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Venta Prieta

Colección y Consulta
Venta Prieta
    
Por: Paulina Rubio
 

Hace más de 50 años se dio a conocer la existencia de judíos en la población de Venta Prieta, cercana a Pachuca, Hidalgo. Como para todas estas cosas, hay una serie de versiones. Hay quien dice que un viajero cuyo carro se descompuso pidió ayuda a unas personas que le dijeron que siendo Shabat no podían hacer nada por él. De esta forma descubrió un grupo que se consideraba solo y único en el mundo, pues ellos desconocían que había judíos en otras partes del mundo, mucho menos en México.

También se habla de un judío que vivía en Pachuca, que casualmente se enteró de ellos y le informó a la comunidad judía mexicana de su existencia.

Este grupo de personas dicen descender de los llamados “criptojudíos” que llegaron a México en tiempo de la Colonia huyendo de las persecuciones de la Inquisición. Las autoridades de la comunidad judía pensaron que más bien sus ancestros habían sido sirvientes en casas de judíos secretos y que aprendieron las costumbres y la religión de éstos. De cualquier modo, nunca fueron aceptados como auténticos judíos.

Más adelante, el Rabino Samuel Lehrer, rabino de Beth Israel, los acogió como judíos y les enseñó y ayudó como lo hizo con otros grupos similares, que han surgido en los últimos años, lo mismo en Puebla, Veracruz y otros sitios más. Sin embargo, una vez que el Rabino Lehrer se retiró y posteriormente murió, la Comunidad Maguen David se hizo cargo de este grupo de personas. Convirtieron formalmente a todos los miembros que así lo aceptaron y hoy en día Venta Prieta, llamada formalmente "Neguev", es una comunidad ortodoxa.

Actualmente el grupo se compone de cosa de 180 personas. Siendo un grupo más bien pequeño; si se casan con alguien de fuera de la comunidad, el cónyuge es convertido para poder pertenecer a la comunidad. El rabino suele venir una vez a la semana para pasar Shabat con ellos, y ocasionalmente llega cuando hay alguna ceremonia especial o de Bar Mitzvá.

El templo es pequeño, pero hay cupo como para 80 personas, con una cortina separando a los hombres de las mujeres. Hay una Tevilá (baño ritual) antigua y una muy moderna, recientemente construida. Desde la calle no hay ninguna señal de que esta casa sea un templo, pero ya entrando están todas las características que le dan presencia de judío. Cruzando un pequeño patio, hay un salón de muy buen tamaño para festividades, reuniones y celebraciones generales. Lo que es un auténtico gusto es el amor con que este grupo de personas, tan apartadas durante tantos años, han recibido y aceptado todos los cambios que les han sido impuestos, para poder pertenecer al gran mundo judío, tanto en México como en Israel.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal